miércoles, 15 de febrero de 2012

A propósito de Blondi.

...con Blondi.
Como habrá recordado alguno de mis curiosos alumnos, Blondi fue el último perro que tuvo Hitler, un pastor alemán regalo de Martin Bormann. No fue el primero pero sí el último. Murió por encargo de su amo envenenado con cianuro. Algunos dicen que el dictador quería comprobar la efectividad del veneno que horas más tarde probaría él mismo; otros defienden la teoría del humanismo del dictador, que no quiso que el perro fuese víctima de los rusos.                 
Los animales han sido importantes en la historia y siempre han sido olvidados.
 Los grandes personajes han convivido con no menos notables animales, en este orden conocemos importantes caballos: Bucéfalo (Alejandro), Genitor (César), Palomo (Bolívar), Stratego (Anibal); Marengo (Napoleón) ... y, cómo no, Rocinante.
Los ha habido muy curiosos: la perra Laika (el primer ser que orbitó), Charlie la cacatúa de Churchil que juran que gritaba "Fuking nazis! (¡jodidos nazis!), Harriet la tortuga que Darwin se llevó de las Galápagos y que murió en 2006, el rinoceronte Clara que fue una atracción europea en el XVII...

Bucéfalo.


Toro cretense.          

Laika.


 Los animales han sido adorados, temidos, despreciados, explotados, utilizados y...hasta queridos.

Han estado presente en el mundo religioso, mágico y en las leyendas.

El simbolismo de los animales se relaciona con el totemismo. El caballero y el animal: ayudándose y a veces enfrentados: el dragón, el león, el toro....en un pulso entre la vida y la muerte.
En las culturas precolombinas y orientales los animales representan el poder, la jerarquía.   
En occidente los animales se transforman  y adoptan distintos papeles: el simbolismo cristiano es rico y abunda en estos aspectos (los tetramorfos, el cordero, el pez, la paloma, el cuervo, los santos y sus animales....)
En el mundo clásico estaban relacionados con los augurios -buenos y malos- el vuelo de los pájaros, los sacrificios, los animales-guías que señalan el lugar sagrado para fundar ciudades.
Las sociedades rurales manifiestan una religiosidad repleta de viejas supersticiones y creencias en seres irracionales que actúan y se relacionan con los hombre.s Repasando los cuentos e historias infantiles descubrimos todo un mundo paralelo.
Esta mentalidad rural ha traspasado su espacio y hoy está viva en nuestra moderna sociedad... más allá de hombres-lobo, spiderman y otros, han proliferado extraños seres mangas, personajes virtuales que mantienen los mismos parámetros de los antiguos.
Encontramos tantas categorías como imaginación tiene el hombre:  animales fantásticos como el basilisco, la sierpe, el cuélebre, el dragón. Animales-enigmas: buho, lobo, serpientes...Y qué decir de la combinación hombre-animal (además de los seres que estás pensando): el mataculebras, el cantalobos, el matazorras....

Buscando un lado más amable y al hilo de "Caballo de Guerra" la película de Spielberg que mencionamos en otra entrada del blog DHistoria recordamos ahora el papel de los animales en la Primera Guerra (tambíén en la Segunda) como fuerza de tiro, de lucha, llevando mensajes, detectando gases, tirando de camillas, buscando heridos...

 El nº de bajas es innumerable; como ejemplo: el ejército británico "reclutó" 200.000 caballos en 1914 y luego 15.000 cada mes.







...ellos detectan gases.
Monumento Park Lane (2004,Londres)
dedicado a los animales caídos en las guerras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario