miércoles, 29 de mayo de 2013

Los topos del franquismo.

(foto escondite. Usuario flikr)
A los más jóvenes les sonará extraño que durante muchos años decenas de personas permanecieran escondidas, casi enterradas en vida.
Se les conoce como los "Topos". Escondidos de día, salen por la noche. Se ocultan en graneros, en una secreta habitación, en un falso techo...
 Si son descubiertos saben que les espera la muerte. Su delito: sus ideas, pertenecer a una organización , haber defendido o apoyado a la II República...¡Qué más da!
El miedo al paredón, al tiro en la nuca, a la muerte; a los lobos del franquismo personalizados en un vecino, en el cura, en el falangista... el "delator" les empuja a su escondite del que no pueden salir.

El cine ha rescatado una excelente obra literaria de Alberto Méndez "Los girasoles ciegos"; un buen recurso para las clases de CCSS.



Fotograma de "Una vida tapiada" de Manuel H.


No hay comentarios:

Publicar un comentario